Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios.

Hormonas bioidenticas: envejecimiento saludable

Hormonas bioidenticas: envejecimiento saludable

Cuando uno es joven, el riesgo de padecer enfermedades cardíacas o neurodegenerativas, fracturas (por pérdida de hueso) o cáncer es mucho menor que cuando uno es mayor. Hoy en día sabemos este riesgo tiene mucho que ver con los niveles hormonales, “altos” en la juventud y “bajos” en la senectud.

A medida que las personas envejecen (hombres y mujeres) sus valores hormonales descienden. Pero… el envejecimiento  desciende las hormonas o el descenso de las hormonas hace envejecer?

Habitualmente nadie se plantea subir sus niveles hormonales hasta que nota los efectos de su descenso… lo que, en el caso de las mujeres, suele ocurrir en la menopausia.

Síntomas habituales en esta época son:

·         Sofocos

·         Sudores nocturnos

·         Sequedad vaginal

·         Pérdida de interés en el sexo

·         Dolor durante las relaciones sexuales

·         Insomnio

·         Pérdida de energía

·         Fatiga

·         Pérdida de masa muscular

·         Aumento de peso, especialmente por cúmulo graso en el área abdominal

·         Pensamiento nublado

·         Cambios de humor

·         Pérdida de memoria

 

En los hombres, aunque de forma menos brusca, también van apareciendo síntomas relacionados con la bajada de sus valores hormonales:

·         Fatiga y letargo

·         Depresión, ansiedad, irritabilidad

·         Menor deseo sexual, disfunción eréctil o impotencia

·         Menor tolerancia al ejercicio y menor fortaleza

·         Reducción en la frecuencia del afeitado

·         Mayor sudoración y transpiración nocturna

·         Baja concentración o memoria

Mediante la reposición de las hormonas (idénticas a las que produce el organismo) a sus valores óptimos se puede disminuir drásticamente el riesgo de osteoporosis, de diferentes cánceres, de patologías cardiacas e ictus, de Alzheimer… y recuperar la energía, la fuerza, la calidad del pelo y, en definitiva, las ganas de vivir.

Post comments